Cerrar

Estamos para ayudar.

Complete el siguiente formulario y una persona de nuestro equipo se pondrá en contacto con usted

En memoria a Sebastián Miranda

Ingresar al sitio

Lucía Sorans Studio Visit

En el taller de Lucía Sorans, como en un micromundo, el tiempo cobra otro sentido, uno donde no manda el reloj, sino el cuerpo y la materialidad. El paso de las horas dependerá de lo que ellos propongan y de la escucha atenta de la artista.

Lucía no solo crea sus obras sino también los materiales con los que trabaja. Indaga en ellos concentrada y de manera minuciosa. Lucía busca y encuentra.

Observarla en cada uno de sus procesos es una experiencia íntima y singular.  

¡Este studio visit los invita a sumergirse en un verdadero ritual artístico!

Entrevista a Agustín Sirai

Una pequeña habitación con un balcón desde donde se ve la ciudad de La Plata y varias plantas formando una hilera perfecta hacen de taller para Agustín Sirai. Allí, de donde es oriundo y donde reside actualmente, despliega también todo su arte.


Dos paredes de la habitación fueron tomadas por completo por las obras que están en proceso, a la espera de una pincelada o de más detalles que suelen caracterizar su pintura. Al costado, sobre una banqueta, descansa una caja de cartón con una infinidad de óleos mezclados y algunos pedazos de tela con manchas de colores que portan los pinceles.
En una libreta de hojas blancas, Sirai hace algunos bocetos en lápiz, aunque otros los lleva en la piel. Entre sus tatuajes podemos descubrir la escena de un cuadro de Edward Hooper (uno de sus artistas referentes) y el dibujo de dos manos sosteniendo una tela. “Este tatuaje lo vinculo a la pintura porque más allá de que un cuadro está hecho en tela y puede ser el soporte de una imagen, al mismo tiempo es una superficie que puede ocultar o develar algo”, explica.
Su vínculo con el dibujo se forjó cuando tenía apenas tres años y dibujaba (sin copiar) cada uno de los personajes de su historieta preferida: El hombre araña. Sin embargo, fue recién cuando terminó el secundario que retomó el contacto con el arte al ingresar a la Facultad de Artes de La Plata. “Tomé la decisión de casualidad, porque si bien siempre me gustó dibujar, iba a estudiar Letras. Pero un amigo se fue a anotar en la
Facultad de Artes y me terminé inscribiendo con él”, cuenta Sirai.
Azar o destino, alguno de los dos fue el que lo llevó nuevamente a tomar una decisión similar cuando culminó la carrera. Sirai pasó por distintos trabajos, pero ninguno en el que se abocara al arte por completo. “Un día de mucho calor, mientras pintaba una pared en uno de esos trabajos, me pregunté cuál era la diferencia de pintar un cuadro, en qué consistía el trabajo de ser artista y dedicarme a eso. Me dije: “Si no lo hago
ahora, no lo hago más”, y sin dudarlo renuncié”, recuerda.
En ese entonces, todavía alquilaba un taller con un amigo y comenzó a pintar con mayor continuidad, apostando todo a la producción artística y dedicándole el tiempo que merecía. También decidió dar sus primeros pasos como ayudante de cátedra en la facultad para transformarse en docente.
“Si bien hoy el arte es mi medio de vida, creo que mi camino fue un poco a los tumbos y más sinuoso que el de algunos colegas”, destaca Sirai, que se encuentra en plena producción de nuevas obras que formarán parte de una muestra que podrá verse este año en la galería.

Leonardo Damonte Studio Visit

Un rincón de una fábrica textil se transformó en el espacio de trabajo de Leonardo mientras desarrollaba un proyecto artístico de gran escala.

Trasladar su taller para él no representó ningún problema e incluso fue motivo de inspiración, ya que su padre trabajaba en una fábrica y desde pequeño Leo sintió una especial atracción por los espacios industriales, sus máquinas y sus sonidos.


Tubos y bombitas de luz de todo tipo, cuerdas de colores, un soldador, papeles con algunos dibujos, una escoba para techo, conos de señalización, cables y pinzas. Los elementos se despliegan sobre una pequeña mesa, sobre el piso y sobre cualquier lugar que sirva de apoyo.


El espacio está tomado y tiene vida propia. Subirnos al montacargas con Leo fue un viaje de ida para espiarlo en pleno proceso creativo.

¡Los invitamos a ustedes también!

Antología de verano

Le otorgamos a esta exposición el carácter de antología inspirados por la imagen celebratoria de la palabra. Antología proviene del griego anthologia, que significa “selección de flores”. El compendio floral luego se transformó en una reunión de obras, siendo la antología una metáfora para elegir las piezas más hermosas de un autor o para organizar una colección de obras convocadas por una misma idea.


A su vez, la muestra lleva en su título la estación que nos acompaña, ya que bajo su ritmo aletargado armamos una cuidadosa selección de obras de todos los artistas de Miranda Bosch. Para la galería es algo que hace mucho tiempo no ocurría y para los artistas es una ocasión para exhibir luego de un año de introspección.


Es así como nuestra Antología de Verano reúne fragmentos de nuestros artistas para hacerlos convivir en la galería. Obras inéditas, descuartizadas, recién realizadas o algún clásico remixado dialogan entre sí. Al recorrerla podemos oír sus voces que nos adentran en mundos dispares, pero que al mismo tiempo se conectan a través de un hilo invisible.


Ecléctica como ninguna, esta antología es como un ramillete de flores frescas que celebra la comunión y colaboración entre los artistas, transformando a la galería en una sosegada fiesta, lista para aligerar el largo verano porteño

Diálogos Ana Clara Soler

Futuras Cavernas (herramientas para una obra de teatro) texto de sala
Una sala amplia, de líneas rectas, dividida en dos espacios. Dos pasillos laterales rodean una abertura en el edificio que deja entrever la sala de abajo. Casi todas las paredes son blancas, excepto las dos de color pastel que se oponen en los extremos de la sala. A la derecha y a la izquierda se encuentran las vestimentas, túnicas y máscaras. Algunas flotan, otras están fijas en la pared con pequeños clavos. Acuarelas y objetos se dividen por ambos lados.
Apoyados sobre dos mesas, cuadernos de símbolos, libros de pócimas. Un mazo de cartas. Al fondo, una secuencia de pinturas trae posibles respuestas para todos los misterios.